10 de junio de 2009

DAUPHINE LIBERE:El alemán Grabsch triunfa en la contrarreloj y Evans es el nuevo líder

El alemán Bert Grabsch, del equipo Columbia, demostró su condición de campeón del mundo contrarreloj al adjudicarse la cuarta etapa de la Dauphiné Liberé, disputada en dicha modalidad entre Bourg les Valence y Valence, de 42,4 kilómetros, en la que el australiano Cadel Evans (Silence) recuperó el jersey de líder.

Grabsch no tuvo rival en la cronometrada larga de la presente edición de la Dauphiné, a pesar de que encontró un serio adversario en Cadel Evans, empeñado en mostrar su poderío a menos de un mes para el Tour de Francia y en la etapa víspera del ascenso al Mont Ventoux, donde se medirá mano a mano con Alberto Contador, quien acabó la etapa quinto a 44 segundos de Grabsch y a 37 de Evans. La tercera plaza se la apuntó el británico David Millar a 39 segundos del vencedor.

Alejandro Valverde se descolgó de sus enemigos más próximos con una décima plaza que le hizo perder 1.38 sobre Grabsch y más de minuto y medio respecto a Evans, una brecha que le será difícil recuperar al actual vencedor de la prueba. Mikel Astarloza mostró buen nivel con una octava plaza a 1.23 del alemán del Columbia.

Una jornada que sirvió para esclarecer la general y conocer cuales van a ser los candidatos al triunfo final. La jornada puso a Evans y Contador frente a frente antes de las decisivas etapas de montaña, un duelo con sabor a Tour en escenarios que se van a encontrar en apenas cuatro semanas en plena 'grande boucle'.

Evans ha adquirido un pico de forma que le permite imponer sus cualidades en la contrarreloj. Fue el mejor en la primera jornada y en Valence, sobre 42 kilómetros también ganó la partida a sus enemigos directos.

Marcó el mejor tiempo en el punto intermedio del kilómetro 22 (22.49 minutos), por delante de Grabsch, a 12 segundos y de Contador, a 27, pero en la segunda parte de la etapa no mantuvo el ritmo inicial y claudicó ente el campeón mundial, pero no ante Contador, a quien aún aventajó en otros 20 segundos en la segunda mitad del trayecto.

El español, con su nueva bicicleta "cebra", va de menos a más. Su anunciada intención es no obsesionarse con la general, pensando en llegar a tope al Tour, pero demostró solvencia. Conoida su ambición, tendrá mucho que decir este jueves en el Ventoux y el sábado en el Galibier y la Croix de Fer.

Evans recuperó la primera plaza de la general. Contador le pisa los talones a 45 segundos y Grabsch cierra las plazas del podio provisional a 48. Valverde se alejó de la pelea y figura octavo a 1.54, mientras que Mikel Astarloza cierra el top ten a 2.07.

Mañana se disputa la jornada más esperada entre Valence y el Mont Ventoux, de 154 kilómetros.