20 de noviembre de 2009

Crisis total en la Federación Colombiana de Ciclismo

20/11/09
REVISTA MUNDO CICLISTICO.

Haciendo gala de habilidades envidiables, el Comité ejecutivo de la FCC ha venido descendiendo en la ruta de la administración, el prestigio y la organización del ciclismo colombiano a velocidades vertiginosas, por espacio de ocho meses, y nada ni nadie ha podido hacer nada para enfrentarlos desde el mismo momento en que fueron elegidos en el mes de Enero de 2009 para conducir una institución de las más reconocidas del país, de las más poderosos económica y deportivamente.

En efecto, después de una ardua labor que llevó ocho años de trabajo, dedicación y esfuerzo personal y empresarial, el Comité presidido por Ettore San Giovanni del cual hacían parte personajes como Jairo Gómez Domínguez, Jorge Ovidio González, Carlos Ariza y Héctor Gutiérrez, fueron prácticamente “sacados democráticamente por la puerta de atrás”, al término de una campaña iniciada y liderada desde finales de 2008 por las ligas de Boyacá y Antioquia.

Esta campaña contó con el impulso de los doctores Javier Ríos y Fernando Florez, en una operación en la que lograron reclutar - a la usanza de las más viejas y recalcitrantes costumbres politiqueras- las mal denominadas “ligas pequeñas”, que al final resultan ser más bien las “ligas que no hacen nada o muy poco”: Atlántico, Guajira, Chocó, Magdalena, Cesar, Norte de Santander, Santander, Risaralda, Caldas, Quindío, Tolima, Huila, etc.

Así las cosas, se eligió, con la presencia de 24 ligas, el nuevo comité ejecutivo de siete miembros que quedó integrado así : Presidente, Plinio Casas, 20 votos (Q.E.P.D ) de Boyacá; Primer Vicepresidente, Domingo Hernández, 14 votos (Atlántico); Segundo Vicepresidente, Jorge Ovidio González, 24 votos (Antioquia) ; Tesorero, Orlando Lara, 14 votos (Boyacá); Secretario, Ferenc Legitime 13 votos (Guajira); Vocal, Luis Valenzuela 15 votos (Huila); Vocal, Agustín Moreno 14 votos (Caldas); Revisor Fiscal , Luis Otavo 13 votos (Tolima) .

Observando juiciosamente esta nómina, es preciso preguntarse por el poderío organizativo, deportivo, la tradición, los antecedentes, los logros y los aportes en el ciclismo colombiano de los señores representantes de las ligas de Atlántico, Guajira, Huila, Caldas, Tolima, para llegar al manejo del ciclismo colombiano. Respuesta de Mauricio Casas, hijo de Plinio: “Ese era el único camino que teníamos para llegar!!!” Pregunta: Y ahora...como hacen para salir?

Comienza la fiesta

Una vez elegido y posesionado el nuevo Comité Ejecutivo de la Federación se procedió al nombramiento de las diversas comisiones de la FCC, (Técnica, Disciplina, BMX, Ciclomontañismo y Juzgamiento) integradas cada una por más de siete miembros, con el pago de $ 2.000.000 de pesos mensuales a sus presidentes mas pasajes de avión, hoteles y viáticos cada vez que se reunieran (Costo de la primera reunión de todas las comisiones: $ 20.000.000 aproximadamente).

Igualmente se hizo la compra de una camioneta último modelo marca Nissan cuyo precio superó los $ 100.000.000 (cien millones de pesos).El Presidente de la Comisión Técnica es hoy un ex-presidente de la Liga del Quindío, destituido por Coldeportes Nacional.

En lo deportivo, la nueva FCC hizo su debut en la Vuelta Sub-23 que tuvo como escenario territorios del Huila, Caquetá y Putumayo siendo su director el Dr., Luis Valenzuela, director de Indeportes Huila y miembro del Comité Ejecutivo, quien ofreció a la FCC una suma de $ 100.000.000 (cien millones de pesos) para la organización como apoyo por parte de la Gobernación del Departamento y su instituto de Deportes, suma que nunca fue pactada en un convenio, contrato o acuerdo, motivo por el cual es una cifra que hoy es impagable y no se puede cobrar. Además la carrera tuvo un costo superior a los $ 200.000.000.

La otra Presentación de la FCC fue la Vuelta a Colombia patrocinada por Pilsen y que igualmente fue objeto de muchos desaciertos y críticas en varios aspectos por parte de patrocinadores, entrenadores, periodistas, aficionados.

En el campo de las comisiones, La Comisión Disciplinaria levanto las sanciones por uso de sustancias prohibidas, que algunos ciclistas estaban cumpliendo, lo que originó la protesta de Coldeportes y a su turno la UCI, hasta el punto de que el primero se vio impedido de entregar los auxilios que cada año entregaba a la Federación, modelo de organización y planificación hasta finales de 2008. Esto originó la pérdida de unos $ 500.000.000 (quinientos millones de pesos) que dejaron de ingresar a las arcas de la FCC en este 2009.

La comisión del BMX entró en crisis ante la ignorancia, falta de conocimiento y planificación de actividades nacionales e internacionales, desconocimiento de entrenadores y deportistas por parte del presidente de esa comisión, el hoy presidente de la FCC, Domingo Hernández.

La Comisión Técnica casi nunca se reunió y lo hizo en forma urgente apenas hace 48 horas para entregar el calendario de 2010 y nadie sabe cómo se intenta hacer una Vuelta a Colombia que sirva para celebrar los 60 años de su existencia.

La Comisión de Ciclomontañismo es la única que ha podido mantener su funcionamiento y status, ante la presencia de Jorge Ovidio Gonzáles quien ha sido por 20 años el motor principal de una disciplina que tiene vida propia, patrocinadores, calendario, orden y reconocimiento nacional e internacional.

En la parte administrativa, hace ya tres meses renuncio el gerente de la federación Carlos Lenis y nunca más se volvió a nombrar funcionario para ese cargo en una entidad que tiene tanta dinámica en todos los campos.

Y... ahora, quien podra salvar al ciclismo colombiano?

Al fallecer el Presidente PlinioCasas (Q.E.P.D) hace ya tres semanas, la Federación que él tuvo bajo su mando quedo sumida en el más absoluto y total abandono a nivel de su Comité Ejecutivo, con todas las funciones y necesidades al garete, con todos los integrantes de este comité viviendo fuera de Bogota, lo que conlleva un desgobierno total y una falta de autoridad latentes.

Hace cuatro meses no se hace una reunión formal del Comité Ejecutivo de la FCC. Para rematar, el hoy presidente Domingo Hernández, se ha negado a convocar su comité para evaluar la situación, trazarse un norte, elegir el nuevo presidente (según rezan los estatutos) y convocar el séptimo hombre ante la ausencia del presidente. Hernández ha elevado consulta a Coldeportes para establecer si "Ausencia permanente o total del presidente" significa haber fallecido o si se encuentra ausente por otra razón, lo que no deja de ser un desaguisado total.

Además, los seis integrantes del Comité Ejecutivo, parecen haberse enfrascado en una lucha de poderes y se han dividido en dos grupos irreconciliables: Jorge Ovidio Gonzáles, Luis Valenzuela y Agustín Moreno por un lado y Domingo Hernández, Luis Lara y Ferenc Legitime por el otro, lo que haría imposible una elección entre ellos pues resultaría empatada a tres votos. Esto obliga entonces a convocar el séptimo hombre (reemplazo de Plinio) quien desequilibraría la balanza y ya se han mencionado hombres y nombres que están en campaña para ser no solo el séptimo integrante sino aspirantes a la silla presidencial: Jorge Ovidio Gonzáles, Domingo Hernández, Fernando Flores, Gustavo Pinilla, llegándose a especular con nombres tan ilustres como el del señor Ministro de Comercio Exterior, Luis Guillermo Plata, o el General Rodolfo Palomino, lo que no pasa de ser un mal chiste para estos personajes ante la situación actual.

La dura cuesta de la realidad

La realidad nos sitúa hoy al frente de una Federación a punto de ser intervenida por Coldeportes ante la violación de varias de sus normas, incluida las de la Wada. Es posible también que la mayoría de ligas de la Federación, con algunas arrepentidas o con cambios de presidente en las que orquestaron el “gran cambio”, promuevan una Asamblea extraordinaria con un solo punto en el orden del día: revocatoria del mandato del actual Comité Ejecutivo, lo que aparentemente es el mejor camino. La Liga de Antioquia ha enviado una comunicación a Coldeportes y al COC solicitando intervención y ayuda para resolver la situación que es muy grave para el ciclismo colombiano.

Las ligas (por lo menos doce) se encuentran exacerbadas ante el funcionamiento de la Federación, su falta de acción y administración, la politiquería, el amiguismo (dos delegados de Nariño y Caldas fueron enviados a los Juegos Bolivarianos, pero afortunadamente el COC los devolvió a Bogotá), el favoritismo hacia algunas ligas como el envío de 20 costosas bicicletas de pista al velódromo del Atlántico y las demás ligas "mirando para el monte".

Todo lo anterior sumó para tener hoy una la preocupante situación financiera de una institución que fue recibida con un capital cercano a los dos mil quinientos millones de pesos en caja ( $ 2,.500.000.000 ) de los cuales hoy se han gastado ya cerca de mil millones ( $ 1.000.000.000 ), lo que obliga a los dirigentes de las ligas a preguntarse si eligieron un comité que llegó a hacer ciclismo o más bien atraído por el inmenso bienestar económico de la Federación.

La actitud asumida hasta ahora por los seis miembros restantes del Comité Ejecutivo después del fallecimiento de su presidente, deja mucho que desear pues al no tener comunicación, o intentar todos una sola reunión de protocolo, demuestran no tener ningún interés en el futuro de la entidad y menos en su mejoramiento. Tal vez para el Presidente lo mejor sea mantener este estado de cosas puesto que esto le permite maniobrar mejor hacia fines no muy concretos, con lo cual ofenden, perjudican y afectan al movimiento del ciclismo nacional, que se merecía una mejor suerte después de haber superado épocas oscuras de las cuales parecía haberse salvado.

Ojala las Ligas, en su soberanía recapaciten y reaccionen, secundadas por las entidades que pueden intervenir en el asunto (Coldeportes, COC, y si fuese necesario Contraloría y Fiscalía) para devolverle al ciclismo su prestigio, identidad y reconocimiento, lo más pronto posible, esto es, YA!