13 de agosto de 2011

Melbourne recibe como un héroe a Cadel Evans

http://s5.as.com/recorte/20110813dasdaicic_1/XLCO/Ies/20110813dasdaicic_1.jpg
13/08/11
Diecinueve días después de subir al podio en los Campos Elíseos de París, Cadel Evans pisó suelo australiano y comprobó que a sus compatriotas aún no se les ha pasado la euforia por su triunfo en el Tour.

Unas cincuenta mil personas asistieron al homenaje, en el que Evans dio un corto paseo en bici por las calles de Melbourne vestido con el maillot amarillo que ganó en Francia. Varias cadenas de televisión retransmitieron en directo el acto y la primera ministra australiana, Julia Gillard, envió un mensaje grabado.

"Puedo decir que estoy abrumado, pero eso sería quedarse corto. Es un honor poder estar hoy aquí, disfrutando de estar de amarillo", dijo visiblemente emocionado el nuevo héroe australiano.

Australia ha tenido numerosos campeones de ciclismo en pista, pero en ruta, Evans es el único que ha logrado ser campeón mundial (2009) y ganar el Tour (2011). En un país donde los deportes de masa son el rugby, el fútbol australiano, el tenis y la natación. Su triunfo en la ronda francesa ha conseguido que el ciclismo sea ya otro deporte de referencia.

"No he tenido siempre buenos momentos, particularmente en el Tour de Francia, en los últimos seis años", recordó Cadel, que pisó los podios del Tour (segundo en 2007 y 2008) y de la Vuelta (tercero en 2009) y ha sido líder en el Giro. "Pero todo este tiempo supe que tenía el apoyo de toda la nación. Es un gran viaje y aún no ha terminado", prometió.

Veterano.

Evans tiene 34 años, pero su equipo, el BMC, se ha apresurado a ampliar su contrato tres temporadas más ante las ofertas que le llovieron tras su victoria en Francia, entre ellas, la del nuevo equipo World Tour australiano que saldrá el año que viene.

El BMC va a reforzar la formación. Ha fichado ya a Hushovd, actual campeón del mundo. En represalia, su actual equipo, el Garmin, le ha sacado de la Vuelta a España, para disgusto del noruego. El próximo objetivo del BMC es Philippe Gilbert, la nueva sensación belga. Evans ha dado su visto bueno a estas incorporaciones porque le han prometido que el equipo no se distraerá en el Tour preparando sprints y que se centrará en ayudarle a ganar otra vez. Falta todavía la incorporación de algún escalador para que le ayude en la montaña.

El BMC trató de tentar a Evans para que corriera la Vuelta, pero el campeón australiano tenía dudas de que la fatiga del Tour le impidiera hacer un papel digno en España y se ha decidido por participar en el Tour de Colorado (EE UU), del 22 al 28 de agosto. Y tampoco disputará el Mundial de Copenhague. "Es un trazado para sprinters, yo no tengo opciones en él".

No hay comentarios: