27 de abril de 2016

TOUR DE ROMANDIA. PULSO ENTRE LOS GRANDES

Nairo Quintana y Chris Froome se saludan en una salida de etapa del...

MARCA.COM
El calendario WorldTour 2016 conduce esta semana a Suiza, a la región de Romandía, donde se disputará la tradicional prueba por etapas desde el martes al domingo. Como en anteriores años se confirma la presencia de Chris Froome como líder del Sky y esta vez se une un poderoso equipo Movistar con Nairo Quintana a la cabeza.

El duelo entre ambos del año pasado en esta misma carrera no fue tal: el británico terminó tercero (los dos años anteriores había ganado la carrera) y el colombiano sólo pudo ser octavo.

Esta temporada han coincidido en la Volta a Catalunya, con victoria del líder del Movistar Team en la general final, en la que el jefe del Sky sólo pudo ser octavo.
Será el enfrentamiento más mediático, pero el combate no se reduce a una pelea entre los dos mejores del último Tour de Francia, puesto que el Astana viene con el colombiano Miguel Ángel López y el español Luis León Sánchez; el BMC, conRichie Porte y Tejay Van Garderen; el FDJ, con Thibaut Pinot; el Cannondale conRigoberto Urán y Andrew Talansky; el Lampre, con Rui Costa; el Orica, con Simon Yates, Giant con Tom Dumoulin, el Tinkoff con Rafal Majka y el Katusha con Ilnur Zakarin, el ganador del año pasado. Por citar sólo un ramillete de pretendientes.

La carrera es dura desde el prólogo contrarreloj de La Chaux-de-Fonds, con una cota de tercera categoría a pesar de que la prueba consta de apenas cuatro kilómetros.

La primera etapa, el miércoles entre La Chaux-de-Fonds y Moudon consta de 169 kilómetros y cuatro puertos puntuables, uno de segunda categoría y tres de tercera. Es la más sencilla de todas, según el perfil.

El jueves la carrera se pone seria con un final en alto en Morgins (1ª categoría), tras un recorrido de 173 kilómetros desde Moudon. El desinivel completo de la etapa supera los 2.800 metros, con dos subidas de segunda categoría (Sorens y Les Champs).


La contrarreloj individual (tercera etapa, el viernes) de 15 kilómetros en Sion tendrá una incidencia capital en la clasificación final. Tras los primeros cinco kilómetros planos los ciclistas afrontarán cuatro en subida del 5,4% para luego descender hacia la población de partida.



La cuarta y penúltima etapa, Conthey-Villars-s/Ollon, el sábado, propone 173 km con doble subida al puerto de Barboleusaz (1ª categoría). La segunda escalada finaliza a cuatro kilómetros de meta. Previamente a las dos subidas se habrán ascendido Corin, de tercera, Col des Planches, de primera y La Rasse (3ª categoría). El desnivel general de la etapa alcanza los 3.311 metros.
La quinta y última etapa (Ollon-Ginebra, 177,4 km) sin ser llana, supone un desenlace al esprint sin consecuencias en la lucha por la general, que habrá quedado definida el sábado.