17 de mayo de 2011

Boyacá gran aporte al ciclismo colombiano de la Juventud

17/05/11
Jairo Enrique Rodriguez.
Al cierre de la 44ª Vuelta de la Juventud, el ciclismo de Boyacá con pedalistas distribuidos en diferentes equipos volvió a ser protagonista de una carrera reservada para escaladores tal como lo señalan las cuatro llegadas en alto y que solo dejo claridad hasta el banderazo final de quien recibiría  el trofeo de campeón.
Los  escarabajos boyacenses  con la camisa de Boyacá Orgullo de América, Elegante House, Ebsa, Fuerzas Armadas, Zero Stress,  Epm-Une, Creaciones Davis – Sogamoso y  Policía  Nacional  formaban un grupo de 40 ruteros de distintas zonas del departamento, como Jenesano, Tibana, Umbita, Chiquiza, Tuta, Tunja, Tasco, Duitama, Arcabuco, Siachoque, Sogamoso, Paipa, Santa Rosa de Viterbo que representan el diez por ciento de  los municipios  de Boyacá.
Desde Michael “Cachorrito “Rodríguez, flamante subcampeón de Boyacá Orgullo de América  hasta Edgar González de la policía Nacional, quien se estacionó en la casilla, ciento ocho, pasando por  Jeffrey Romero, Juan D. Vargas, Oscar Rivera, Salvador Moreno, Heiner Parra, Luis Largo, José L. Díaz etc., son nombres que sonaron en la carrera y que pronto nos acostumbraremos  a saber de ellos.
Independientemente de su anhelo, hecho realidad o frustrado, este grupo de jóvenes guerreros ya ganaron un cupo en el historial de la vuelta y por supuesto quizás,  no todos,  pero si un alto porcentaje,  de ellos, dedicará su vida por completo a esta actividad de la cual de una u otra manera generará el sustento para sus familias, recursos para sus municipios y honor para su departamento.
En el análisis global, perfectamente se encuentran una docena de corredores de altas calidades que pueden hacer parte de esa escala marcada desde Rafael Antonio Niño que recaló en Europa, así como Oliverio Rincón, Fabio Parra, Iván Parra, Mauricio “Lancero” Soler que brillaron en la Vuelta de la Juventud con el rótulo de campeones que luego han confirmado en su paso por el viejo continente.
Ese conglomerado de boyacenses, muestra un proceso regional importante  manteniendo  la imagen latente del deporte  de mayor empuje en el departamento, luchando ante un grupo sólido y siempre vigente de antioqueños liderados por Daniel Jaramillo  y ante positivos chispazos de proyección de Santander con Ronald Gómez, o del  Tolimense Jefferson Vargas y de Meta con Omar Mendoza, al igual que del siempre aguerrido Nariño, acá con Darwin “el Patojo”  Pantoja.
Y es que la Vuelta de la Juventud, señalada para jóvenes de 19 a 22 años, es la gran antesala de quienes van a competir con los ciclistas élite del país y que muchos de ellos ya estarán el año entrante en la pelea por el título de la Vuelta a Colombia con los ya consagrados ruteros nacionales en un ciclismo de alta envergadura. Hay presente y futuro. El pasado ya lo conocemos.
Boyacá y Antioquia en el mano a mano  tradicional de todos los tiempos. Tolima, Meta, Santander, Caldas  y Nariño que pugnan por entrar en los escalones superiores, mientras que Bogotá con algunos destellos no quiere quedarse  relegado. Lo cierto hay muchos jóvenes esperando posibilidades como ciclistas.
Así las cosas, en una vuelta típica colombiana por su trazado deja entrever que estos muchachos ya con cierta formación y madurez y ahora con la mejor orientación y capacitación le darán futuro y respiro al ciclismo profesional, respetado en América por su calidad, tal como han hecho en el último año, Mauricio Neisa, Giovanni Báez, Fernando Camargo e  Iván Casas, reciente  campeón de la Vuelta del Uruguay.
Boyacá es tierra de ciclistas, y tal como aconteció en esta 44ª versión de la Vuelta de la Juventud seguirá siendo la gran cantera del ciclismo nacional con apoyo a través de la gobernación, Indeportes, los municipios y los clubes locales seguirán impulsando el ciclismo de base.

No hay comentarios: