19 de mayo de 2015

GIRO DE ITALIA: RICHIE PORTE SANCIONADO CON DOS MINUTOS

Simon Clarke lanzando a Richie Porte. FOTO: Giro de Italia

Marca.com
Richie Porte (Sky), que perdió 47 segundos en la línea de meta con los favoritos, ha sido sancionado por los comisarios del Giro de Italia con otros dos minutos por infringir el reglamento que impide que un corredor de un equipo, en este caso el australiano Simon Clarke (Orica), dé asistencia a otro de un equipo distinto al suyo. Como Clarke le dio su rueda delantera a su compatriota australiano, ambos han sido castigados en aplicación del artículo 12.1.040 /8.2 del Reglamento de competición.

Richie Porte pasa de la cuarta plaza de la clasificación general a la duodécima, a 3:09 del líder, Alberto Contador. Así pues, cara le sale a ambos corredores esta alianza australiana, especialmente al del Sky.

Todo sucedió a cerca de 5 kilómetros para el final, cuando el líder del equipo Sky pinchó su rueda delantera y perdió la estela del pelotón y, por tanto, tiempo con sus máximos rivales para la general, Contador y Aru. Un imprevisto que no pasó desapercibido para Simon Clarke, que paró su bici y le cedió su rueda para que no perdiera demasiado tiempo. Imagen insólita y que luego ambos se encargarían de explicar.

"Gracias a mis compañeros del Team Sky y a Simon Clarke y Matthews por ayudarme a ponerme en marcha rápidamente", escribía Richie Porte en su cuenta de Twitter. Y continuaba: "Si esto no es una amistad entre australianos qué es si no? He pinchado y Clarke me dio su rueda delantera, te debo una cerveza".

El ciclista del Orica también daba su versión minutos después. "Es australiano, todos nos llevamos bien. Pinchó y necesitaba que le echaran una mano. Le podía haber costado el Giro", decía Clarke a Cyclingweekly. "Nosotros no tenemos a nadie para la general. Sólo traba de ayudar a un amigo", explicaba el ciclista, que, tras prestar su rueda, lanzó al corredor para que iniciara pronto la marcha. Horas más tarde, los jueces de la carrera decidieron aplicar el reglamento y convertir el gesto entre amigos en una sanción de 2 minutos para ambos que mueve, y mucho, la general.