18 de diciembre de 2017

RESUMEN DEL AÑO INTERNACIONAL. FROOME SE OPACA CON EL DOPAJE, CONTADOR SE RETIRA.

Alberto Contador

El británico Chris Froome, después de iluminar su palmarés con el cuarto Tour y la primera Vuelta, se oscureció por el positivo por salbutamol en la ronda española, cerrando así el año entre serias dudas ante una posible sanción.

La bomba que estalló el pasado día 13 removió los cimientos del ciclismo. Froome había logrado su tercera grande consecutiva e igualado el doblete de los legendarios franceses Jacques Anquetil y Bernard Hinault.

A sus 32 años ya pensaba en el doblete Giro-Tour en 2018. En caso de éxito le hubiera colocado en el "Club de los 5 Tours junto a Jacques Anquetil, Eddy Merckx, Bernard Hinault y Miguel Indurain.

Ese reto y el asalto a su primer Giro de Italia marcaban el camino de Froome para la próxima temporada. Ahora deberá convencer a las autoridades antidopaje de la UCI de que los 2.000 nanogramos que delataron su control de La Vuelta llegaron a su organismo conforme a reglamento. La decisión de la Federación Internacional marcará el final de 2017 y el devenir de la 2018. 

En un curso que vio la despedida del español Alberto Contador, volvió a brillar con el arcoíris, por tercer año consecutivo el eslovaco Peter Sagan, y Tom Dumoulin se convirtió en el primer holandés en ganar el Giro de Italia.

Sagan, después de levantar los brazos en Richmond y Doha, repitió la escena en Bergen. Incansable, `El Bicho´, de 27 años, igualó a Alfredo Binda, Eddy Merckx, Rik Van Steenbergen y Óscar Freire. En 2018 la cita de Innsbruck le puede encumbrar en un escalón único. Además el ciclista de Zilina cierra el curso con 12 victorias sobre 104 en su palmarés total. 

También ha sido el año de la confirmación de Dumoulin como candidato a las grandes vueltas. La `mariposa de Maastricht´ demostró en el Giro ante rivales como Nairo Quintana y Vincenzo Nibali que sobresale contrarreloj y que es muy solvente en montaña.

Dumoulin se llevó una crono y una etapa de montaña. Superó problemas fisiológicos que le obligaron a detenerse en plena carrera. Se quedó a un paso de ganar La Vuelta 2015, pero en 2017 se ha presentado entre los grandes. Como gran colofón de la temporada, nada menos que el título Mundial contrarreloj. 
El año 2017 comenzó con un gran Alejandro Valverde, incombustible a los 37 años, con triunfos en las Vueltas a Murcia, Andalucía, Cataluña y País Vasco. En las clásicas sobresalió con la quinta Flecha Valona, todo un récord, y la cuarta Lieja-Bastoña-Lieja.

Resultados de auténtico lujo para el murciano del Movistar, que vio su trayectoria cortada de raíz con una dura caída en la primera etapa del Tour durante la crono de Düsseldorf. 

Grave lesión de rótula y tibia que le obligó a pasar por el quirófano en la ciudad alemana. Su baja se acusó en su equipo, que no pudo brillar con Nairo Quintana al nivel esperado. El colombiano acabó duodécimo.

En el mismo Tour 2017 Alberto Contador no pudo luchar por los puestos de honor y el madrileño acabó noveno. El ciclismo español se agarró a Mikel Landa, de 27 años, cuarto en París a un solo segundo del tercer escalón. El alavés hizo soñar por todo lo alto, pero la disciplina de equipo le sujetó el ímpetu al servicio del líder Chris Froome. 

Aquella experiencia le llevó a Landa al cambio de camiseta. Dejó el Sky para vestir el maillot azul del Movistar en 2018. Aunque la escuadra telefónica cuenta con Quintana como líder de trayectoria, con triunfos en Giro y Vuelta, el español tratará de demostrar la próxima temporada su potencial en las grandes citas.

En el capítulo de clásicas gloria para dos ciclistas belgas. Greg Van Avermaet, campeón olímpico, culminó una enorme temporada con los triunfos en la Omloop Het Nieuwsblad, E3 Harelbeke, Gante-Wevelgem París-Roubaix, aparte del número uno del UCI World Tour. Por su parte, Philippe Gilbert, se llevó dos premios gordos, el Tour de Flandes y la Amstel Gold Race. 


El año 2017 despidió a Contador. Con 35 años cumplidos el madrileño se retiró del ciclismo de competición en la Vuelta a España. Junto a Cibeles, en la última etapa, el `pistolero´ fue aclamado por la afición.

El único español con Tour, Giro y Vuelta en el palmarés y poseedor de 7 grandes títulos, venció en el Angliru dejando el recuerdo del último guerrillero de la carretera. Su ambición se resumió en la mítica cima asturiana. Con él se marcha un símbolo e ídolo del ciclismo español, que inicia una incierta fase de transición. 

No hay comentarios: